Alfonso el Magnánimo y Jan van Eyck: pintura y tapices flamencos en la corte del rey de Aragón

Producción científica: Contribución a una revistaArtículoInvestigaciónrevisión exhaustiva

Resumen

Alfonso el Magnánimo tuvo en su poder al menos un par de obras suyas, según nos cuentan las fuentes. Esta apreciación particular del gran maestro flamenco se inscribe naturalmente dentro de un fenómeno más general, cual es el de la emulación, por parte de tantas cortes regias o principescas europeas, del modelo de mecenazgo y de los ideales culturales de los reyes y los príncipes de la casa de Valois, incluyendo, por supuesto, la rama de los duques de Borgoña. Esta orientación comportaba, entre otras cosas, el consumo de objetos artísticos y suntuarios franco-flamencos o flamencos. Siguiendo la misma pauta, Alfonso invirtió grandes sumas en la adquisición de tapices de haute lisse, uno de los géneros pictóricos que mejor expresaban los ideales de magnificencia y esplendor que convienen al príncipe. En este artículo se propone una nueva lectura conjunta de las distintas fuentes documentales y críticas que nos hablan de este tipo de consumo por parte del rey Alfonso el Magnánimo
Idioma originalEspañol
Páginas (desde-hasta)0039-62
Número de páginas24
PublicaciónLocus Amoenus (Ed. impresa)
N.º10
DOI
EstadoPublicada - 2010

Citar esto